Recomendaciones oftalmológicas:Cirugía de catarata (facoemulsificación con implante de lente intraocular)

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search

Outdated translations are marked like this.
Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

La facoemulsificación con implante de lente intraocular es el procedimiento quirúrgico actual para tratar la catarata y rehabilitar el paciente con un lente dentro del ojo (el lente intraocular). El poder refractivo del lente que se coloca se calcula de manera individualizada en cada ojo de cada paciente. De una manera cómoda y segura se puede eliminar la opacidad del cristalino, mejorar la visión y diminuir la necesidad de usar lentes. Aparte de eliminar la opacidad del cristalino que es la catarata, con el lente se pueden corregir defectos de refracción de la vista: miopía (mala visión de lejos), hipermetropía (mala visión de cerca), astigmatismo (visión borrosa debido a la forma de la córnea) y presbicia (vista cansada, que es visión borrosa en la acomodación para ver objetos de cerca).

Acción

La acción de la facoemulsificación se realiza por medio de una punta que emite ondas de ultrasonido con el objetivo de deshacer la catarata para luego aspirarla. En primer lugar se hacen unas pequeñas incisiones de aproximadamente 2 milímetros en el margen de la córnea. A través de estos agujeros se extrae el cristalino, manteniendo la cápsula (el saco o soporte que lo envuelve). Es en la cápsula en donde se va a colocar el lente intraocular. De esta manera, se coloca en el interior del ojo un lente intraocular para sustituir el lente natural del ojo y corregir los defectos de refracción. Los resultados que se consiguen son muy precisos y la necesidad de graduación posterior a la cirugía es mínima. Aunque de todos modos, en algunos casos después de la operación pueden tener que utilizarse lentes para tener una mejor calidad de visión.

La luz pasa en el ojo a través de la córnea para después seguir en el cristalino y terminar proyectándose en la retina. El lente intraocular facilita el correcto enfoque de la luz en la retina al substituir el cristalino opaco, que es la catarata.

Decisión

La decisión de cirugía debe de realizarse de acuerdo con el paciente y el oftalmólogo, valorando la limitación que supone la catarata en la vida del paciente. Se tienen que valorar las características y necesidades del paciente y las características del ojo, el cristalino, la estructura que soporta el cristalino y la córnea. A su vez, también influyen de manera importante la presencia de padecimientos de la retina para el resultado visual final, u otros padecimientos como el glaucoma.

La catarata no es una urgencia en la mayoría de los casos aunque se tiene que considerar una premura en casos de ángulo estrecho, cataratas grandes, glaucoma y otras afectaciones. Aunque con las técnicas actuales y para tener los mejores resultados se recomienda operar la catarata antes que sea muy grande pues pueden existir más riesgos y la recuperación ser más lenta. Actualmente no se insiste en que la catarata “madure” o sea muy grande sino al revés atenderla antes, con prioridad.

Procedimiento

El procedimiento de facoemulsificación con implante de lente intraocular se realiza en la mayoría de los casos con anestesia tópica, es decir colocando gotas anestésicas en el ojo y bajo el efecto de sedación. En algunos casos de cataratas especiales o para mayor comodidad se puede anestesiar la zona de alrededor del ojo con anestesia local. La intervención es rápida, con una duración aproximada de 10 a 15 minutos. El resultado de la operación es muy exitoso, con una recuperación visual muy rápida y satisfactoria. El paciente se puede reincorporar a su vida diaria fácilmente.