Recomendaciones oftalmológicas:Endofotocoagulación

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search
This page is a translated version of the page Ophthalmic advices:Endophotocoagulation and the translation is 100% complete.

Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

La endofotocoagulación es una técnica quirúrgica de tipo láser para tratar padecimientos de la retina y el vítreo. Hace referencia a la fotocoagulación con láser realizada en una cirugía desde dentro del ojo. Se aplica la endofotocoagulación con láser en las operaciones de distintas enfermedades de la retina, tales como desgarros retinianos o lesiones que pueden predisponer al desprendimiento de retina y enfermedades vasculares de la retina como la retinopatía diabética y oclusiones venosas.

Acción

La acción de la endofotocoagulación con láser se basa en crear una cicatriz en la retina. El láser en los desgarros permite sellar la retina y tratar un desprendimiento de retina. El láser en las enfermedades vasculares de la retina (retinopatía diabética, oclusiones de venosas) permite evitar la formación de nuevos vasos y prevenir hemorragias o nuevos sangrados y evitar la exudación desde vasos malfuncionantes, así como prevenir el desarrollo y también controlar el glaucoma neovascular.

Indicaciones

Las indicaciones de la endofotocoagulación se reservan en algunas operaciones de retina, conjuntamente utilizando la vitrectomía.

Decisión

La decisión de la cirugía debe realizarse de acuerdo con el paciente y el oftalmólogo, valorando el estado del ojo y especialmente de la retina. Se requiere de una exploración oftalmológica completa con examen bajo dilatación de la pupila con el objeto de revisar la retina.

Procedimiento

El procedimiento de endofotocoagulación se realiza en la mayoría de los casos con anestesia local, anestesiando la zona de alrededor del ojo. En muchas intervenciones se agrega sedación. La intervención puede durar una hora según la enfermedad de la retina que se trata. El resultado de la operación y la recuperación del paciente dependen en gran medida del desprendimiento de retina y grado que se tratan. En casos favorables la recuperación puede ser rápida y satisfactoria aunque el pronóstico puede ser reservado en otros casos.