Recomendaciones oftalmológicas:Protección contra los rayos UV

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search
This page is a translated version of the page Ophthalmic advices:Protection against UV rays and the translation is 100% complete.

Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

Los rayos del sol pueden causar problemas en la vista. El sol puede dañar los ojos si no se utiliza una protección adecuada. Unas simples recomendaciones y las revisiones habituales le pueden evitar problemas.

La exposición excesiva al sol favorece la irritación de los ojos y lesiones en la córnea. En algunos casos se puede producir pérdida de visión por lesiones en la retina. Por otro lado, la exposición al sol de manera frecuente favorece la aparición del pterigión y algunos tumores en el ojo. Se cree también que facilita la aparición de cataratas y de la degeneración macular asociada con la edad.

Causa

La causa se debe a la acción de los rayos ultravioletas (UV) sobre los tejidos actuando de manera repetida durante mucho tiempo. La energía del sol facilita el envejecimiento y la degeneración de los tejidos expuestos, a través de mecanismos oxidativos.

Síntomas

Las molestias pueden ser leves y similares al ojo seco, relacionadas con la irritación y la sequedad. En casos más graves puede aparecer dolor por lesión de la córnea. En casos raros se puede producir pérdida de visión por un daño en la retina.

Tratamiento

El tratamiento para evitar la exposición del sol incluye utilizar gafas de sol que absorban los rayos UV y un sombrero o gorra cuando se esté bajo el sol por mucho tiempo o si la persona tiene sensibilidad. Los niños y personas mayores son más sensibles. Es importante utilizar las gafas cuando hay más sol y en actividades que se realizan en la playa o en el agua, se tiene que evitar quedarse dormido tomando el sol. Es importante también proteger la exposición de la piel, sobre todo cuidando de la piel de los párpados y del resto de la cara mediante el uso de un protector solar.

Se tienen que utilizar gafas de sol que absorban los rayos UV, no todos cumplen esta función, asesórese con el oftalmólogo. Los lentes tienen que ser grandes de manera que le cubran los lados, para que no entre el sol por ellos.

Las gafas de sol no protegen contra fuentes de luz fuerte como mirar directamente hacia el sol, durante los eclipses; al realizar una soldadura eléctrica o con las luces de bronceado. Especialmente en estas situaciones, se puede causar un daño en la córnea (que suele ser doloroso) y en la retina (que puede causar pérdida de visión). Para protegerse de estas situaciones especiales consulte con el oftalmólogo.