Recomendaciones oftalmológicas:Membrana retiniana

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search
This page is a translated version of the page Ophthalmic advices:Retinal membrane and the translation is 100% complete.

Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

La membrana retiniana es un padecimiento de la retina, en el que se produce un tejido anormal que recubre la zona de la mácula. La mácula es el área central de la retina responsable de la visión central que permite ver los detalles finos y realizar actividades precisas tales como leer, conducir o ver los detalles de una cara.

Causa

La causa de la membrana retiniana es desconocida pero se cree relacionada a la tracción del contenido del gel del ojo. El gel del interior del ojo (el vítreo) se empieza a encoger y contraer, separándose de la retina (desprendimiento del vítreo) sin problemas en la mayoría de las veces. Aunque en determinadas ocasiones se produce un sitio de apertura en el contacto de la retina por el cual puede ir creciendo un tejido encima de la retina. Los motivos por los que el gel puede contraerse causando la membrana retiniana están relacionados al envejecimiento es la mayoría de los casos, pues ocurre sobre todo en mayores de 60 años y a veces puede llegar a afectar los dos ojos. Otros motivos relacionados pueden ser los traumatismos oculares o la inflamación ocular.

Hay mayor riesgo con la edad, con traumatismos o episodios de inflamación ocular.

Síntomas

Las molestias que el paciente explica son la pérdida de visión al ver detalles y la visión distorsionada viendo ondulado. La parte de la visión periférica se mantiene, pues en la mayoría de los casos no se afecta. Es importante hacer una visita con el oftalmólogo ante la mínima sospecha.

Diagnóstico

El diagnóstico de la membrana retiniana se hace en una exploración oftalmológica completa con un examen bajo dilatación de la pupila para valorar la retina. Se observa en la zona macular unos pliegues y una coloración diferente del resto de la retina, conjuntamente con otras manifestaciones. Para tener más información acerca del estado de la membrana puede ser necesario solicitar una tomografía de coherencia óptica (OCT) y muchas veces una angiografía con fluoresceína. La tomografía de coherencia óptica mide las características de la membrana y el tamaño del edema macular, y la angiografía con fluoresceína de la retina nos indica el funcionamiento de la retina alrededor de la membrana. El estado de la membrana retiniana nos orienta acerca del pronóstico y abordaje.

Tratamiento

El tratamiento más correcto es la vitrectomía que permite retirar la membrana retiniana y restablecer la estructura y función de la retina. Una vez retirada la membrana retiniana, la distorsión visual y la pérdida de visión tienden a remitir y se puede recuperar visión; dependiendo del tamaño de la membrana, del edema macular asociado y del tiempo de evolución. La cirugía se debe de valorar con prioridad puesto que con el tiempo la membrana retiniana va creciendo, la visión va disminuyendo y la distorsión aumenta.