Recomendaciones oftalmológicas:Cerclaje escleral

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search
This page is a translated version of the page Ophthalmic advices:Scleral buckling and the translation is 100% complete.

Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

El cerclaje escleral es un procedimiento quirúrgico actual para tratar padecimientos de la retina y el vítreo y poder rehabilitar el paciente. El cerclaje escleral se enfoca a tratar básicamente el desprendimiento de retina. Los objetivos y resultados estarán en función del tipo de enfermedad.

Acción

La acción del cerclaje se realiza a través de la compresión que desde fuera del ojo realiza la banda utilizada. La banda disminuye el tamaño interno del ojo facilitando que se reaplique la retina en casos de desprendimiento de retina o dificultando (en casos seleccionados) que se vuelva a desprender. La banda se coloca mediante microcirugía alrededor de la esclerótica y los músculos oculares utilizando unos instrumentos muy estrechos que manipulan la zona de alrededor del el ojo sin entrar en su interior.

Indicaciones

Las indicaciones son para tratar el desprendimiento de retina y disminuir la posibilidad que se presente sobre todo en casos de traumatismos oculares, utilizado de manera preventiva.

Decisión

La decisión de la cirugía debe de realizarse de acuerdo con el paciente y el oftalmólogo, valorando el estado del ojo y especialmente de la retina. Se requiere de una exploración oftalmológica completa con examen bajo dilatación de la pupila con el objeto de revisar la retina y en muchos casos apoyarse de estudios complementarios. El cerclaje escleral es una urgencia para el ojo en la mayoría de los casos. Se tiene que considerar una operación combinada en caso de presentar catarata, glaucoma o otras afectaciones. Se puede operar conjuntamente utilizando la vitrectomía.

Procedimiento

El cerclaje escleral se realiza en la mayoría de los casos con anestesia local, anestesiando la zona de alrededor del ojo. En muchas intervenciones se agrega sedación. La intervención puede durar una hora según la enfermedad de la retina que se trata. El resultado de la operación y la recuperación del paciente dependen en gran medida del desprendimiento de retina y grado que se tratan. En casos favorables la recuperación puede ser rápida y satisfactoria aunque el pronóstico puede ser reservado en otros casos.