Recomendaciones oftalmológicas:Atenciones especiales en postoperados de retina

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search
This page is a translated version of the page Ophthalmic advices:Special attention in retinal postoperative and the translation is 100% complete.

Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

En casos de pacientes operados de retina es necesario tener en cuenta unas consideraciones especiales acerca del posicionamiento y de la presencia de gas en el interior del ojo, a parte de las propias de la cirugía. La cirugía ocular es muy noble, es bien tolerada y poco molesta, con muy buenos resultados; pero no deja de ser una operación y se requieren cuidados estrictos para evitar riesgos. Después de una cirugía ocular de retina se recomienda al paciente que descanse, que no realice movimientos bruscos de cabeza y que no se agache en la medida de lo posible. A la hora de dormir se recomienda que no se recueste del lado operado. El motivo es evitar posibles riesgos del movimiento del ojo y roces que se pudieran producir cuando el ojo se encuentra en el proceso de recuperación inmediata y pudieran comprometer la evolución y el resultado.

  • El posicionamiento de los pacientes operados de retina puede ser escrupuloso y orientado a unas posiciones determinadas. En los procedimientos de retina pueden utilizarse gas o silicona para rellenar el interior del ojo, que realizan presión en la retina hacia arriba porque son más ligeros que el agua. De esta manera si el paciente está de pie la presión se realiza en la parte superior de la retina, si la paciente está boca abajo la presión se realiza en la parte más central y si el paciente está con la cabeza baja la presión se realiza en la parte inferior. Esta función es utilizada para ayudar a resolver el padecimiento de retina puesto que el gas o la silicona hacen una fuerza que ayuda a pegar la retina en determinadas zonas. Posterior a una cirugía de retina, el oftalmólogo le dirá a cada paciente la posición específica que debe de tomar de manera individualizada de acuerdo al tipo de lesiones.
  • En los casos que se utilicen gases dentro del ojo, es importante que el paciente no realice cambios de altura mientras los gases permanezcan en el interior del ojo, por lo que no se recomienda a los pacientes que hagan viajes largos hasta que el oftalmólogo indique lo contrario. Los gases se encuentran dentro del ojo haciendo presión en la retina y manteniendo el tono del ojo. Los gases tienen unas propiedades especiales que se afectan por la altura, a diferencia de la silicona y que pueden causar problemas dentro del ojo. Si la altura aumenta, el gas se expande y la presión del ojo aumenta; mientras que si la altura disminuye, el gas se contrae y la presión del ojo disminuye y puede afectarse la permanencia de los gases dentro del ojo y también el efecto que tienen que realizar en la retina. Es importante recordar a los pacientes operados de retina que no cambien de altura y que no pueden viajar en avión por los riesgos que conlleva en los primeros días después de la operación.