Recomendaciones oftalmológicas:Tratamientos con colirios y lágrimas

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search
This page is a translated version of the page Ophthalmic advices:Treatment with eye drops and tears and the translation is 100% complete.

Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

Cómo aplicarse las gotas en los ojos

El tratamiento con medicamentos para los ojos se administra, la mayoría de las veces, a través de gotas o colirios, que tienen un efecto local. Se tiene que ser muy cuidadoso y responsable en aplicar el tratamiento y seguir las indicaciones del oftalmólogo. Es muy importante en todos los casos, pero especialmente en el tratamiento después de una operación, en el glaucoma, una inflamación o una lesión del ojo. La aplicación correcta de las gotas es fundamental para tener el efecto adecuado del tratamiento, por otro lado una colocación incorrecta puede disminuir o anular el efecto deseado e incluso llevar a cabo inconvenientes.

La forma de aplicación es la siguiente:

  • Antes de poner cualquier tratamiento en los ojos es importante hacer un buen lavado de las manos para evitar una infección. De igual manera es importante comprobar que el contenedor de las gotas se encuentre limpio.
  • Para poner las gotas puede ser necesario ponernos frente al espejo o que alguien nos ayude. En este último caso se recomienda inclinar la cabeza hacia atrás y mirar hacia arriba para que sea más fácil.
  • Se tiene que presionar con un dedo suavemente en el párpado inferior y tirar hacia abajo, de tal manera que se forme un espacio entre el ojo y el párpado.
  • Se tiene que acercar el tubo al ojo en la parte lagrimal, más cerca a la nariz, sin tocar. La punta del tubo no debe de tocarse con los dedos, ni tiene que tocar el ojo o los párpados por riesgo de contaminación.
  • Se tiene que presionar suavemente el tubo de manera que caiga una gota dentro del ojo. No es necesaria la aplicación de más de una gota debido a que el ojo asimila una gota a la vez y por tanto el exceso de gotas finalmente no se absorbe y se elimina con el parpadeo. En caso de tener dudas respecto a la entrada o no de la gota en el ojo se puede colocar nuevamente.
  • Después de la aplicación del colirio se recomienda cerrar el ojo durante unos segundos para facilitar la absorción de la gota.
  • Si tiene que aplicar dos colirios distintos que coinciden en el mismo horario, se recomienda esperar unos 5 minutos entre los dos.

En algunos casos la aplicación del colirio puede causar que los ojos tengan mucha lágrima y puede ser normal que por acumulación de líquido se vea de manera temporal un poco distorsionado o se tengan molestias. Este efecto es temporal y se resuelve con el parpadeo que facilita que se redistribuya la lágrima. Si la aplicación del colirio produce molestias excesivas es recomendable que contacte con el oftalmólogo para ponerlo en aviso, no se recomienda suspender un tratamiento sin supervisión. Algunas gotas pueden causar irritación por sus componentes y en algunos casos pueden aparecer alergias en personas sensibles.

Recomendaciones para la conservación de los colirios

  • La punta del tubo del aplicador no debe de tocarse con los dedos, ni puede tocar el ojo o los párpados por riesgo de contaminación. El tubo que contiene las gotas no debe de dejarse abierto.
  • Los colirios deben de guardarse en sitios frescos, resguardados del sol, del polvo y de la contaminación. Las colirios libres de conservadores se recomienda que se guarden en el refrigerador.
  • Los colirios una vez abiertos no deberían de guardarse más de un mes.
  • Cuando las gotas se van a colocar después de una cirugía, es mejor que sea de un aplicador nuevo.
  • Si hay dudas con el correcto estado de conservación del colirio sería mejor conseguir un nuevo aplicador.