Recomendaciones oftalmológicas:Vitrectomía

From Oftalmologia online
Jump to: navigation, search
This page is a translated version of the page Ophthalmic advices:Vitrectomy and the translation is 100% complete.

Other languages:
català • ‎English • ‎español • ‎español (México)

La vitrectomía es el procedimiento quirúrgico actual más utilizado para tratar padecimientos de la retina y el vítreo y poder rehabilitar el paciente. Dependiendo del tipo de enfermedad los objetivos y resultados estarán en función.

Acción

La acción de la vitrectomía se realiza a través de microcirugía utilizando unos instrumentos muy estrechos que entran en el ojo. Estos instrumentos eliminan el gel natural del interior del ojo (el vítreo) y permiten manipular la retina. Al terminar la intervención el interior del ojo se rellena con un material sustitutivo que puede ser líquido, gas o silicona para mantener la retina en su sitio.

Indicaciones

Las indicaciones son para realizar láser en la retina, localizar y tratar un desgarro o un desprendimiento de retina, eliminar sangrados del interior del ojo y tracciones que puedan desprender la retina, en casos de retinopatía diabética o padecimientos vasculares de la retina, extraer una membrana o tratar un agujero macular, o retirar cuerpos extraños en un traumatismo.

Decisión

La decisión de la cirugía debe de realizarse de acuerdo con el paciente y el oftalmólogo, valorando el estado del ojo y especialmente de la retina. Se requiere una exploración oftalmológica completa con un examen bajo dilatación de la pupila con el objeto de revisar la retina y en muchos casos apoyarse de estudios complementarios. La vitrectomía es una urgencia para el ojo en la mayoría de los casos. Se tiene que considerar una operación combinada en caso de presentar catarata, glaucoma o otras afectaciones.

Procedimiento

La vitrectomía se realiza en la mayoría de los casos con anestesia local, anestesiando la zona de alrededor del ojo. En muchas intervenciones se agrega sedación. La intervención puede durar desde unos minutos a horas según la enfermedad de la retina que se trata. El resultado de la operación y la recuperación del paciente dependen en gran medida de la enfermedad y grado que se tratan. En casos favorables la recuperación puede ser rápida y satisfactoria aunque el pronóstico puede ser reservado en otros casos.